domingo, 24 de enero de 2016

2 Tesalonicenses - Capítulo 3



Llamamiento a la oración

1 Finalmente, hermanos, orad por nosotros, para que la palabra del Señor se extienda rápidamente[a] y sea glorificada, así como sucedió también con vosotros; 
2 y para que seamos librados de hombres perversos[b] y malos, porque no todos tienen fe[c]. 
3 Pero fiel es el Señor quien os fortalecerá y protegerá del maligno[d]. 
4 Y tenemos confianza en el Señor respecto de vosotros, de que hacéis y haréis lo que ordenamos. 
5 Que el Señor dirija vuestros corazones hacia el amor de Dios y hacia la perseverancia de Cristo.


Exhortación a una vida útil

6 Ahora bien, hermanos, os mandamos en el nombre de nuestro Señor Jesucristo, que os apartéis[e] de todo hermano que ande desordenadamente, y no según la doctrina[f] que recibisteis[g] de nosotros. 
7 Pues vosotros mismos sabéis cómo debéis seguir nuestro ejemplo[h], porque no obramos de manera indisciplinada entre vosotros, 
8 ni comimos de balde el pan de nadie, sino que con trabajo y fatiga trabajamos día y noche a fin de no ser carga a ninguno de vosotros; 
9 no porque no tengamos derecho a ello, sino para ofrecernos como modelo a vosotros a fin de que sigáis nuestro ejemplo[i]. 
10 Porque aun cuando estábamos con vosotros os ordenábamos esto: Si alguno no quiere trabajar, que tampoco coma. 
11 Porque oímos que algunos entre vosotros andan desordenadamente, sin trabajar, pero andan metiéndose en todo. 
12 A tales personas les ordenamos y exhortamos en el Señor Jesucristo, que trabajando tranquilamente, coman su propio pan. 
13 Pero vosotros, hermanos, no os canséis de hacer el bien. 
14 Y si alguno no obedece nuestra enseñanza[j] en[k] esta carta, señalad al tal y no os asociéis con él, para que se avergüence. 
15 Sin embargo, no lo tengáis por enemigo, sino amonestadle como a un hermano.


Despedida y bendición final

16 Y que el mismo Señor de paz siempre os conceda paz en todas las circunstancias[l]. El Señor sea con todos vosotros.

17 Yo, Pablo, escribo este saludo con mi propia mano[m], y ésta es una señal distintiva en todas mis cartas; así escribo yo. 
18 La gracia de nuestro Señor Jesucristo sea con todos vosotros.


Pie de notas:

a. 2 Tesalonicenses 3:1 Lit., corra
b. 2 Tesalonicenses 3:2 O, irrazonables
c. 2 Tesalonicenses 3:2 O, la fe
d. 2 Tesalonicenses 3:3 O, del mal
e. 2 Tesalonicenses 3:6 O, evitéis
f. 2 Tesalonicenses 3:6 O, tradición
g. 2 Tesalonicenses 3:6 Muchos mss. dicen: recibieron
h. 2 Tesalonicenses 3:7 Lit., imitarnos
i. 2 Tesalonicenses 3:9 Lit., nos imitéis
j. 2 Tesalonicenses 3:14 Lit., palabra
k. 2 Tesalonicenses 3:14 Lit., por medio de
l. 2 Tesalonicenses 3:16 Lit., en toda forma
m. 2 Tesalonicenses 3:17 Lit., El saludo de mi mano, de Pablo

Capítulos de 2 Tesalonicenses

Después de haber leído este capítulo ¿Cuál sería tu análisis? ¿Hay preguntas? ¿Qué no comprendiste?. Compartamos nuestro conocimiento. 


Gracias por la visita y el aporte de tu comentario.








  

No hay comentarios:

Publicar un comentario